BIENVENIDA

Apreciable visitante

Desde tiempos antiguos han existido organizaciones y fraternidades que han luchado por los principios universales como la libertad, igualdad y fraternidad. Ellos son principios que no pertenecen a la Masonería, sino a la humanidad, pero corresponde a la Masonería ser el guarda que atento vigile y custodie estos principios, llevando la antorcha de la Verdad a todos los pueblos sin importar raza, religión o condición alguna.
La Masonería es una fraternidad filosófica, pues enfoca toda su atención en el estudio del hombre y la naturaleza que le rodea.
En esta noble escuela se aprende el arte de conocerse a sí mismo para desarrollar las virtudes que distinguen al hombre consciente y que, de ser desarrolladas, al hombre de una manera recta y pacífica.

En este mundo tan convulsionado, la tarea de la Fraternidad Masónica no ha concluido, pues existe una gran necesidad no solo de hombres y mujeres pensantes, sino de seres humanos que transmitan verdades eternas a través del ejemplo y de una vida congruente, así como lo hicieron Jesús, Buda, Platón, Pitágoras, Benito Juárez, Washinton, etc.

En el Supremo Concilio “Constructores del Arte Real” nos hemos preocupado por formar seres humanos comprometidos con su desarrollo intelectual, moral y, lo más importante, espiritual.

La Fraternidad Masónica no está integrada por Seres Perfectos, sino por todos aquellos imperfectos, pero que han tomado la decisión de esforzarse constantemente para alcanzar una mejor calidad de vida con principios y valores visibles y una vida espiritual práctica.

Bienvenido a este sitio web donde conocerás un poco más sobre nosotros.

 

FRATERNALMENTE

MUY RESPETABLE GRAN MAESTRO